Blog

02

July


Arte

La danza contemporánea y su paso por el tiempo

La danza es el lenguaje oculto del alma, que se muestra al mover el cuerpo, es un viaje que busca transmitir un mensaje lleno de sentimientos, ideas y muchas veces historias a través de un movimiento.



La danza es el lenguaje oculto del alma, que se muestra al mover el cuerpo, es un viaje que busca transmitir un mensaje lleno de sentimientos, ideas y muchas veces historias  a través de un movimiento.

Teniendo sus inicios en Estados Unidos a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, la “Danza Contemporánea” es un estilo de baile que expresa las técnicas del ballet clásico pero dando mayor  libertad al bailarín para expresar todo lo que siente a través de su cuerpo mediante movimientos.

Si por algo ha sido siempre bien identificado este tipo de arte es porque dentro de sus características destacan la soltura de sus rutinas, que es cien por ciento interpretativa y necesita de lugares amplios, esta danza puede hablar de un concepto, relacionar el aspecto terrenal con la pasión y lo humano intentando transmitir algo hermoso lleno de innovación y creatividad.

Pero la danza contemporánea no siempre fue así, como en todo siempre hay un inicio y una historia, toda esta libertad en la danza comienza a inicios del 1900 cuando el “Ballet Clásico” solía ser una danza dominante, un tipo de danza con técnicas estrictas que no podían ser modificadas. La sed de cambio hizo que la danza tomará un propósito y que los bailarines decidieran buscar ciertas alternativas para ir cambiando la perspectiva y las estrictas formas que tenía la práctica de esta danza.

Como forma de libre expresión los bailarines comenzaron a aparecer danzando descalzos y realizando saltos menos rígidos que los tradicionales en el escenario. Debido a este tipo de variaciones con el tiempo el “Ballet Clásico” se fue adaptando a los cambios en las diferentes técnicas que hacían brillar esta danza, comenzaron a incluir diferentes técnicas corporales, cómo: el flamenco, movimientos de danzas tribales e incluso de yoga. 

Con el gusto por el baile las bailarinas Isadora Duncan, Ruth Saint Denis y Mary Wigman, buscaron dar un sentido más comunicacional al Ballet, querían convertir este arte en una filosofía de libre expresión, dando paso a la “Danza Moderna” que años más tarde se convertiría en la danza contemporánea.

Para 1930 bailarines como Martha Graham, Doris Humphrey y Charles Weidman, innovaron en la danza contemporánea de forma interna recurriendo a acciones naturales como el respirar o el caminar. Después en la llegada de la década de los 40 comenzaron a fusionarse técnicas provenientes de la danza social, el ballet y la danza contemporánea por bailarines como Alwin Nikolais, Merce Cunningham, entre otros, los cuales dieron inicio a la llamada danza contemporánea que se conoce en la actualidad donde los bailarines muestran los detalles, las nuevas formas y características que se han venido implementando sin olvidar las primeras características que convirtieron a esta danza en algo único, innovador y diferente.

Como en todo lo que el humano hace, las artes también siempre están en constante cambio, la danza se mantiene en la búsqueda de nuevas formas de ser representada de acuerdo al contexto que se viva día con día, permitiéndote ser tú mismo y transmitir algún sentir al público.     



Otras noticias